Con la aplicación Buscar de Apple, cualquier usuario puede consultar desde un dispositivo dónde se encuentran otros, como el iPhone, el Apple Watch, el iPad o los AirPods. Pero muchos de los objetos que se pierden en el día a día no están conectados. La compañía de Cupertino es consciente de ello y acaba de lanzar un dispositivo para solucionarlo. Se trata del AirTag, un aparato con forma circular que sirve para localizar con el móvil las llaves, una mochila o hasta una bici.

El aparato ofrece instrucciones precisas para hallar un objeto pero no funciona con teléfonos con el sistema Android.

Con el modo de venta que Apple ha puesto en marcha con sus nuevos AirTag, es muy fácil caer en la tentación de comprar el paquete de 4 unidades pensando «ya buscaré algún uso a los AirTag que me sobren». Así que si quieres ideas, vamos a exponerte los usos más comunes de estas balizas de Apple.

• Uno de los usos más populares es, naturalmente, el de incluir un AirTag en tu llavero. Usable tanto en las llaves de casa como las del coche.

• Otro AirTag puede ir perfectamente en tu billetera o cartera. La baliza es algo gruesa para algunos billeteros modernos y delgados que sacrifican espacio para las monedas, pero aquellos más grandes pueden alojar un AirTag sin problemas.

• Otro uso muy común que nos quitamos de encima: un AirTag en tu bolso o mochila de uso frecuente. Podemos dejarlo en uno de sus compartimentos interiores o incluso coserlo por dentro para más seguridad.

Estos aparatos son resistentes al agua. El fabricante indica que se pueden sumergir hasta un metro durante 30 minutos. Su batería, que es reemplazable, “dura más de un año”.

• ¿Viajas? Nada como un AirTag dentro de tu maleta. De este modo, si el equipaje se pierde, podrías incluso localizar tú antes el equipaje que la propia aerolínea.
Lo mismo puede aplicarse con la bolsa de deporte que te lleves al gimnaso, por ejemplo.

• Si no utilizas la función de ubicación de aparcamiento de iOS, dejar un AirTag en tu coche o moto puede ser un buen modo de saber dónde has aparcado.

• No todas las bicicletas son VanMoof, así que tampoco es mala idea colocar un AirTag en tu bicicleta o patinete.

• Si utilizas una moto muy a menudo, colocar un AirTag en tu casco puede evitar pérdidas de tiempo buscándolo.

• Si tu hijo/a tiene un juguete extremadamente querido, puede que un AirTag en su interior ahorre muchos disgustos en un futuro.

• También puedes tener un AirTag con un instrumento musical (quizás en su funda), especialmente si te desplazas con él.

• ¿Gafas de sol o gafas para leer? Mete un AirTag en su funda para que no las extravíes más.

• Un AirTag en el paraguas evitará que te ocurra lo que a mí, que pierdo uno o dos cada año.

• Para aquellos hogares en los que haya personas mayores o simplemente muy despistadas, pegar un AirTag en el mando del televisor puede ser una buena idea.

• Algo que en un futuro también terminaré haciendo es colocar un AirTag dentro del bolsillo de un abrigo.

• Si vas al supermercado con tu propio carrito de la compra y ya lo has extraviado varias veces, puedes usar también la baliza de Apple en ellos.

• Terminamos con la idea del altavoz portátil: si eres de los que se desplaza con uno de ellos a la playa o al campo, colocarle un AirTag puede evitar que lo pierdas.

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: