Para tener una buena conexión de Internet es imprescindible que el router funcione correctamente. Si cometemos algún error en su configuración, si lo ponemos en mal lugar o tiene algún problema, esto va a lastrar el funcionamiento del Wi-Fi y, en general, de nuestra red. En este artículo vamos a hablar de dispositivos que nunca debemos poner cerca del router, ya que podrían afectar a la conexión de Internet.

Microondas

Sin duda uno de los aparatos que más pueden afectar al router es el microondas. Este electrodoméstico utiliza la banda de los 2,4 GHz, de la misma forma que los routers (aunque éstos pueden usar también la de los 5 GHz). Por tanto, pueden generar interferencias y bloquear la señal si lo ponemos cerca. Utiliza un espectro similar.

Lo ideal en estos casos es alejar el router, pero también alejar cualquier otro dispositivo que pueda conectarse al router. Por ejemplo no usar el móvil por Wi-Fi cerca del microondas o no poner un ordenador cerca. En estos casos la señal podría verse afectada y tendríamos problemas para conectarnos.

Televisión

Tampoco es buena idea poner la televisión cerca del router. También puede generar interferencias en la señal e impedir que otros aparatos puedan conectarse o incluso que la propia tele pueda funcionar adecuadamente. Puede afectar a la calidad de la imagen, así como a la red Wi-Fi.

Pero esto también lo podemos aplicar a otros dispositivos relacionados con la televisión. Por ejemplo un reproductor de vídeo que se conecte de forma inalámbrica. Si tenemos estos aparatos cerca, podría haber conflicto entre ellos y tener dificultades para conectarnos.

Radiadores

Podemos mencionar radiadores por el hecho de que se encuentran más repartidos por la vivienda, pero también frigoríficos o lavadoras. En este caso lo que afecta realmente son las tuberías que tienen. Los conductores por donde circula el agua va a dañar la señal inalámbrica y causar problemas.

El agua lo que va a provocar es que la señal se debilite y podamos tener problemas para conectarnos desde más lejos. Mientras más agua, peor funcionará. El Wi-Fi, por su propia tecnología, no funciona en este tipo de entornos.

Cualquier aparato electrónico

Más allá de alejar el router de estos aparatos que hemos mencionado, lo cierto es que deberíamos alejar cualquier otro que tengamos en casa. Tener cerca del router aparatos electrónicos puede causar sobrecalentamiento, además de posibles interferencias con la red inalámbrica.

Nunca hay que poner nada encima del router, ni tampoco junto a él. Cualquier fuente de calor podría causar problemas que afecten a los componentes electrónicos y dañen en definitiva la señal Wi-Fi o incluso el funcionamiento de los conectores Ethernet, en caso de que nos conectemos por cable.

A %d blogueros les gusta esto: